Alta Velocidad Española y el MF o ¿Ave Fenix de UPyD?










Todo está pasando muy rápido en la Tercera Via Española y a veces da miedo. Todo empezó, con la pretendida unión de los dos partidos que representaban el centro en España, ante el nacimiento de una Tercera Vía de facto en Europa (Sosa-Maura con Nart-Girauta), y un año más tarde, Ciudadanos, a una alta velocidad está ya en un "AVE" nacional, con poder real en casi todas las Comunidades Autónomas, provincias y Ayuntamientos de verdadera importancia.



Ya se sabe que lo del AVE y lo de la juventud de nuestros cargos, nos costaron a última hora algunos votos, pero en realidad cualquier excusa hubiera sido válida para atacar al partido por el poder mediático del bipartidismo. Espero que en las próximas estos poderes que existen y con los que hay que convivir midan más en las Generales, porque esos votos de menos parece que fueron para Podemos.

En cuanto a las prisas con la que se han buscado los representantes para las últimas elecciones, también nos puede jugar una mala pasada, pero en fin, mirar para atrás ya no es posible. ¿Qué es mejor abrir puertas o cerrarlas? Se trata de un partido gobernado por gente joven y atrevida, lo que hace a su vez más atractivo el reto.


Y mientras pasa esto, parece que en el otro lado de la 3@ Via, en UPyD, ya sólo se espera al Ave Fenix, sin que las bases hayan decidido cambiar. Se ha decido perecer quemándose en la renovación del oficialismo (veremos todavía si Rosa no da la sorpresa y se presenta al escaño del Congreso o como número dos) pero siguen esos últimos compañeros (de Baler) convencidos que tras las elecciones generales y si abandona el triunvirato, renacerán como el águila mitológica. Quien sabe. Para mí sólo hay esta opción (algunos formamos parte del CEX desde agosto del año pasado) si bien creo que se extralimitan con el Manifiesto Fundacional. Entiendo su vigencia pero a veces tengo la sensación de estar ante una especie de Torá o máxima ley, base, fundamento y patrimonio identitario de la según ellos, única opción válida, UPyD. Yo empezaría por el principio, matizando que tampoco se nace con el carnet de UPyD o de C´S.




En mi opinión, el Manifiesto Fundacional no es la única solución. Se diseñó para ocho años (sin vocación de partido) y parece que para eso va a servir. Es como si llevara una advertencia interna de autodestrucción, algo así como las cartas de los espías de los comics. Me da la impresión que es parte del destino igual que UPyD es parte importante de la Historia de España y de la regeneración de la política cuyos frutos están todavía por llegar.


Hoy le quisiera pedir a mis excompañeros de UPyD que han demostrado ser valientes y honestos, que si van a seguir, que respiren, que se desintoxiquen de política este verano y que o se vengan a Ciudadanos, sin complejos y para trabajar (ya no hay tiempo para tocar pelo por lo que venirse es más bien señal de humildad y espíritu de sacrificio) o que tiendan puentes para colaborar en el futuro, ya que hay posibilidades reales de hacer política en muchos ámbitos, y si estiman que este partido no es la solución, y que conviene seguir en UPyD al menos que no se amparen en la pureza de sangre (en este caso RH negativa) o en el seguir con los mismos parámetros, sino que pongan su intelecto en regenerar ese Manifiesto Fundacional como ha hecho Ciudadanos que de un Manifiesto Fundacional catalán ( ni más ni menos que de 7 de junio de 2005, 2 años anterior al de UPyD y firmado por 15 intelectuales de la talla de Félix de Azúa, Albert Boadella, Francesc de Carreras, Arcadi Espada, Teresa Giménez Barbat, Ana Nuño, Félix Ovejero, Félix Pérez Romera, Xavier Pericay, Ponç Puigdevall, José Vicente Rodríguez Mora, Ferran Toutain, Carlos Trías, Ivan Tubau y Horacio Vázquez Rial ) supo esperar, estudiar y adaptarse a problemas nacionales, y cuando ha llegado al momento, ha sabido (pese a carencias organizativas) ser capaz de aunar todas las sangres posibles, y abrir las puertas a ciudadanos interesados en la Tercera Vía.


Ahora nos tocará sufrir algún caso de impureza, ovejas descarriadas, y me consta que el partido ya está trabajando para ir depurando con discreción, ya que los medios se van a encargar de difundir cualquier sospecha. En fin, es cuestión de dar cuatro años de confianza y ralentizar un poco la marcha, lo que espero que ocurra con el fin de las Primarias al Congreso de los Diputados que finalizan esta semana y que como toda elección interna conlleva nervios, peleas y guerrillas.

Y por si lo anterior no fuera suficiente, tenemos al líder que mejor comunica en España.





Venga amigos, animaros y subirse al tren no de las siglas, sino el de la vía marcada con el número 3.






Conflictos políticos y mediación interna




He estado en Madrid esta semana y he revivido experiencias políticas al reencontrarme con amigos de UPyD y algunos que ya están en Ciudadanos y muy bien colocados por cierto.



Analizamos errores, compartimos sufrimientos y añoramos la ilusión de cuando fuimos al Primer Congreso, el espíritu del Manifiesto, el apoyo sin fisuras de los intelectuales españoles, etc pero todo eso es ya pasado. UPyD es ya un partido muerto, que no supo reaccionar a lo que pidieron sus afiliados tras las palabras de Sosa Wagner y cuyo certificado de defunción firmarán mañana los afiliados que quedan cuando voten al candidato de Rosa. Dicen que quedan 4000 afiliados (no lo creo porque he visto como se han manipulado siempre los números desde Cedaceros), pero salvo que saliera el grupo REMA que viene del CEX que nació en septiembre y del que fui uno se sus 4 fundadores (solo queda Aurora Sotos, ya que Calvet entró posteriormente de Europarlamentario y Juan Rubio está en la Asamblea de Madrid por Ciudadanos), pienso que el partido no podrá refundarse.

Ahora viene una etapa complicada, ya que de esos 4000 afiliados imagino que un tercio se irá definitivamente de la política, otro se quedará por inercia hasta las generales, y por último y como es lógico ya que ocupamos el mismo espacio político se vendrá como yo he hecho a Ciudadanos, un partido donde en estos momentos hay lógicamente conflictos porque anda de Primarias y porque la Organización está desbordada.

Pertenezco a Ciudadanos desde finales de marzo, pero de una manera pasiva. Necesitaba descansar y recuperar la confianza en la política interna. Hoy, animado por estos días en Madrid, fui a mi primera reunión (hay pocas) en Málaga, y he salido a comentar mi mala experiencia política, ya que una vez más me encuentro con un conflicto de división interno que en este caso está en prensa.

He pedido en público generosidad por parte de las personas que lideran el partido hoy en día, he relatado como UPyD Málaga desde un principio quedó roto entre la provincia y la capital y que a partir de entonces el talento de las personas no fue ya valorado, sino que volviendo a un partido de la vieja política, las estructuras se empezaron a formar por amiguismos y nadie fue capaz de dejar que la excelencia pusiera a cada uno en su posición en el terreno de juego.

Para ello, he puesto un ejemplo de una persona con talento y valía para este proyecto que está a punto de ser expulsado o pedir la baja, y que habría que evitar a toda costa. Se trata del abogado malagueño Luis Portero, cuyo poder mediático a nivel nacional, su capacidad profesional y su experiencia política son valores que un partido tan joven no puede dejar escapar. Veo con preocupación como mi amigo Luis arde últimamente en las redes, cosa que le reprocho, porque las guerras dentro de los partidos nos dañan a todos. Es por eso que le he ofrecido a Juan Cassa en los pasillos de la reunión que cenáramos los tres y ha aceptado, por lo que estoy esperando a que me de día y hora.




En toda organización hace falta escuchar y resolver conflictos a diario pero en un partido político que vende imagen más. No se trata de puestos ni cargos, simplemente hay que ser generosos y dejar que el ego de cada uno, no sea pisoteado por el que eventualmente ocupa una posición superior en el partido, porque hay votantes a los que les gusta una persona y otros a los que les gusta otra, y no se pueden perder votantes ni afiliados por falta de diálogo, por lo que un partido a 4 meses de las elecciones más importantes tiene que estar más unido que nunca, y pese a estar en Primarias, los candidatos y sus mentores, deben medir las consecuencias de sus acciones y evitar a toda costa las divisiones.

Como decía Benedetti:

"Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo, entre amigos, produce más que los caóticos esfuerzos individuales"

pero dentro del poema donde está esta cita hay otra que aún me gusta más y que inevitablemente me costará ser siempre un fracasado en política:

"Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente; a estos los llamo mis amigos....

Con gente como ésa, me comprometo a lo que sea, ya que con haber tenido a esa gente a mi lado me doy por bien retribuido".


Hay que recuperar la ilusión y volver a las encuestas que nos daban 2 diputados, mientras que si siguen las divisiones y no se comunica como es debido, solo Albert Rivera nos puede dar el diputado. Hoy me alegro de ver como la cabeza visible del partido, Juan Cassa (bético también como el que suscribe), es capaz de sentarse a dialogar no solo con el Sr de la Torre, sino también con Luis Portero de la Torre, y prometo poner la foto en esta entrada, para que con un espeto de sardinas se vea que juntos avanzamos.





Derechos reservados

Safe Creative #0806170073499

Bitácoras

Bitacoras.com